sábado, 13 de septiembre de 2014

Décimo viaje a Japón a la vista


Renovado el pasaporte y con los billetes preparados para el mes que viene, me dispongo de nuevo a pegar el salto a tierras niponas en este décimo viaje. Me cuesta creer que ya haya estado allí nueve veces, hasta he tenido que confirmarlo viendo los visados de los pasaportes caducados, ¡el tiempo vuela!

Aunque ya estuve en el 2004, me gusta mas como lucia de noche en el 2005.


Eso significa que es muy probable que retome un poco el tema de las entradas relacionadas con aquel país, sin embargo, poca cosa se puede ya escribir dada la cantidad de información que a surgido años atrás, sobre todo en lengua castellana. Recuerdo cuando empecé navegando por internet allá por el 2000, intentaba buscar cosas relacionadas con Japón con aquel modem de 56 baudios, donde apenas habia información en español y menos aun imágenes o vídeos, solo buscando a través de paginas japonesas encontraba algo y en pésima calidad, aunque esto tiene que ver mas bien con la tecnología que otra cosa.

Nos volveremos a ver Fujisan desde abajo...


...o desde arriba


El propósito del viaje sigue siendo familiar, por lo que me tengo que ajustar a las eventuales salidas a ciegas que suelen planearnos la familia cuanto pisamos suelo nipon. Así que una vez mas, ni yo mismo se donde acabaré, aunque seguramente aprovechemos la llegada al aeropuerto de Osaka, para ir algún lugar dentro de aquella ciudad en un primer instante, como viene siendo constumbre estos dos últimos años y si el jetlaj lo permite, me he propuesto haber si por fin puedo echar una buena cabezadita en el avión, porque uno acaba fulminado.


Fushimi Inari en kyoto

Por supuesto espero no dejar la oportunidad de hacer unas comprillas retro sobretodo, pocas eso si, porque en dos meses dan para mucho y en cuanto llegue ya habrán cosas que deje el año pasado y mi intención no es mandar que cuesta mas el envío que las compras. Este año si encuentro un buen precio, ire por una pc engine o una core grafx (por su salida AV) que es una gran máquina y algunas hucard calidad/precio, ya que es una de las consolas que nunca he tenido y que por el pobre marketing que se hizo por estas tierras, quedo un poco apartada de los dos pilares de la época como fué megadrive y super nintendo y que después de emularla, me he dado cuenta que la máquina de Nec, tiene poco que envidiar al resto de la generación. Por supuesto algún título suelto sobre todo de Aes, megadrive o super famicom preferentemente, no estaría mal si el precio no es mareante. A ver si hay suerte.

Todo esto iba en la maleta el año pasado, un buen retro-pupurrí destacando la Famicom

Así que nada, a preparar el viaje y esperar acontecimientos toca.