jueves, 26 de junio de 2014

Retrospectiva, II Parte "mi primer ordenador de 8 bits"


Retomamos de nuevo en esta entrada, con mi pequeña retrospectiva videojueguil. Si en la primera parte, iba dedicada a las maquinitas, esta vez sera mis primeros contactos con los ordenadores.

Nos quedamos a principios del 87, donde en mi cumple llego esa inesperada maquinita LSI del Space Galaxy y durante ese mismo año, seguía topandome con nuevas maquinitas que me prestaban amigos y donde abrieron un par de salones recreativos mas en mi zona. Durante las vacaciones de verano, un día en casa, vi una película que no recuerdo el nombre, pero era de un crío que controlaba un robot y aparatos electrónicos mediante un ordenador, yo pensé que aquello era magia, me marcó profundamente, pensé que ese aparato tenia que ser muy caro por todo lo que se podía hacer con él. aunque no fué hasta ver la mítica pelicula, "juegos de guerra" que me acabo enganchando ese mundillo. Ver a un chico salir de los recreativos y luego en su casa ponerse a toquetear las teclas de su ordenador y hacer aquellas cosas de cambiar las notas y escuchar la voz de ese ordenador no tenia precio, yo quería uno "igual". Recuerdo que les llegue a insistir a mis padres dia tras dia, que me compraran un ordenador, sin éxito, porque era caro y porque lo veían mas como un "comecocos" mas que como algo de provecho (esto me hace gracia hoy en dia, porque no paran de preguntarme dudas sobre ordenadores). El afán de convicción de mis padres fue tanto, que quisieron colarme un órgano electrónico, que aunque me gustaba eso de grabarme la voz y tocar cuatro notas, yo ya tenia otro "destino", sobre todo por las continuas visitas a los arcade. Les llegue a insinuar que lo pagaría con mis ahorros, para que viera que lo deseaba de verdad, aunque ahorraba bastante entre reyes, cumpleaños, pagas y demás, sabia que me llevaría una eternidad, pero al menos me reafirmaba en el deseo de tenerlo.


La pelicula de juegos de guerra, hoy todo un clásico.

Pero hubo un giro inesperado, al cabo de un tiempo, mi tío viendo que él tenia parte de culpa, me pregunto que si tanto deseaba el ordenador, que él pondría el resto. No hace falta decir el "subidon" que me produjo esas palabras, recuerdo que hasta compro revistas de ordenadores para informase un poco del panorama antes de decidir uno, esa revista era micromania, aunque yo solo la ojeaba para ver publicidad y fotos de ordenadores, recuerdo que tenia un hype constante el saber que eso llegaría algún día a casa y poder jugar a todos esos juegos.


Como perdía el tiempo mirando este tipo de páginas

Asi que durante ese época, mientras mi tío machacaba el hyper sport con el mechero y las monedas en las recreativas, lo fué estudiando, hasta llegar prácticamente el año 88, un dia volviendo del colegio a casa para comer, me encuentro una sorpresa encima de la mesa del comedor, la mítica caja de un Spectrum. No se cual fué mi reacción, pero creo que comí dos horas después de los nervios que tenía de la emoción. Fué amor a primera vista, por fin tenia ordenador en casa, aunque en aquel momento eso de "sinclair" me sonaba a chino y no tenia mucha idea del resto de ordenadores empecé hacer lo que muchos hicieron, teclear mi nombre y hacer las cuatro paridas que se podía hacer en aquel simple interprete de basic. Hoy día lo pienso y creo que seguramente daría igual que ordenador entrase en casa (MSX, Commodore, Amstrad...), para mi el sueño era tener un ordenador, como si fuera un trozo de cartón, pero necesitaba tocar las "teclas" ¡ya!


El pack Zx Spectrum plus 2 con 6 juegos de dinamic y el joystick de regalo

El pack en cuestion era el Spectrum plus 2, que incluía 1 joystick y 6 juegos de dinamic: Phantomas 1 y 2, Nonamed, Camelot Warriors, Game Over y Army Moves. Juegos que antes no me decían nada y que hoy forma parte de mi infancia. Juegos que en su mayoría han envejecido muy mal todo hay que decirlo. Donde ayer veía un ladrón de joyas, hoy veo un engendro con patas y sin brazos y aquella mansión que era enorme y acondicionada, hoy me parece una chabola con dos ladrillos, que bueno era ser un crío y ver todo aquello tan mágico y que hoy no hay forma de "cogerlo" salvo recordándolo, aunque eso no quita que hoy sigan siendo divertidos.


Sir Clive Sinclair ya forma parte de nuestra historia

En su día no me daba cuenta de que la mayoría de veces nos vendían humo, no entendia de marketing ni negocios y solo me dejaba llevar por lo que decían en las revistas o en las caratulas de los juegos y sus "capturas" de pantalla. Porque muchos juzgábamos mas la portada que el juego en si para comprar juegos, eso si no hacíamos caso a las "capturas" (fotos) de los juegos que aparecían en contraportada que algunos tenían hasta la jeta de poner capturas de sistemas mas potentes como amiga y que luego nunca veíamos reflejados por las limitaciones de la máquina. Ya dijo Azpiri que "la portada era para engañaros solo para que comprarais el juego, no se como a pesar de saberlo hoy aun me quereis", creo que sobran los comentarios. Así que ir a comprar un juego a ciegas, era toda una lotería, sin haber consultado una reseña en revista o haber preguntado antes algún colega.


La exquisita portada de Abu Simbel Profanation...

...aunque es un gran juego, no tiene nada que ver con esa portada.

En algunas ocasiones, ni siquiera especificaban de que sistema eran las capturas, aqui si lo indica

El spectrum en todo caso, fue una gran máquina, inferior a sus competidores que duda cabe, pero la mas asequible y asegurando la misma diversión, a pesar de ser más limitada gráficamente. Creo que pocos criticábamos un juego en aquella época por el apartado gráfico, poniendo mas énfasis en la jugabilidad que otra cosa, aunque no dudábamos en alabar otros sistemas por ello, como el amiga cuando veíamos sus capturas. Juegos, que en aquella época al igual que los arcade, se buscaba mucho ajustar la dificultad. Esas limitaciones técnicas, "obligaban" a diseñar juegos mas cortos y difíciles para compensar una cosa con la otra, aunque a veces, se les iba de la mano con la curva de dificultad (dinamic especialmente) y para los menos habilidosos como un servidor, fuera a veces una misión imposible acabar los juegos. El reto de pantalla a pantalla, era todo un handicap. Tener que memorizar los movimientos para cada enemigo y repetirlos con precisión sin equivocarte para seguir avanzando muerte tras muerte era el sello de aquellos tiempos, porque al final y al cabo lo que te motivaba para seguir adelante era ver una pantalla nueva y personalmente recuerdo esa sensación de estar tan concentrado, que cuando pasaba a una pantalla nueva, era sinonimo de muerte, en la mayoría de casos por mirar que había en esa nueva pantalla sin ver que los enemigos venían por mi.


¡¡Desaparece, maldito buho!!

En cuanto a los juegos citados en el pack, me quedo con mi primera experiencia de la carga de Phantomas, del cual sentí una mezcla entre emoción al ser el primer juego que cargué y miedo al escuchar la carga del juego y ver su caratula en la TV, ademas del juego en si, eso de viajar a la luna e ir en helicóptero no tenia precio desde tu casa, aunque para mi ese juego fue imposible acabarlo de lo difícil que era.


Emoción y miedo era ver estas lineas horizontales y ese estridente sonido.

También poder escuchar los primeros pasos de un personaje con Nonamed, del cual es el único que tengo recuerdo de haberlo acabado, de casualidad, al golpear sin querer el jarrón que abría el pasadizo hasta la puerta final, después de recoger la llave. Del Camelot Warriors, me quedaré en que la primeras partidas perdía constantemente todas las vidas con el buho, hasta que aprendí a desefundar la espada, porque apenas no llegaba muy lejos que digamos. Y de Game Over, el cual me quedará grabado el primer enemigo, una especie de ogro gigante de color verde que saltaba, a mi eso me impresionaba. El army moves, que aunque divertido, se me hacia interminable el camino... Y del Phantomas 2, que desde crio, siempre me pregunté como acabó el tanque metido en aquel foso... por supuesto nunca vi a dracula.


Phantomas, el primer LOAD"" que hice a la máquina.

Recuerdo llenar un cajón entero de cassetes donde había de todo. Buena parte de ello fueron las cintas de MicroHobby, que mi tío empezó a comprar cuando era semanal después de verla anunciar en la micromania, llegamos a teclear pocas cosas, ya que al cabo de poco empezaron a incluir cassetes.

Microhobby con una de mis portadas favoritas dedicada al barbarian II


En esa misma revista el increible Spy hunter y uno de mis juegos favoritos parapshock

De aquellos míticos cassetes que "regalaban" de juegos y demos en microhobby, los que recuerdo con mas cariño, asi a bote pronto: parapshock, yucan, comecocos 3D, block, henry hoard, sir fred, abu simbel, sabrewulf, batman, indiana jones... es que ¡¡habian tantos!! Por supuesto en ese cajón, también hubo juegos comerciales, aparte de aquellos de dinamic que regalaban con el ordenador, como: netherworld, barbarian II, sabrina (esto es cosa de mi tío evidentemente), histeria, perico delgado, silkworm, thunder blade, road blaster, colosuss chess, out run,.. desgraciadamente no estaba muy puesto en el tema y como digo, me dejaba mas llevar por la portada que por otra cosa, así que me perdí muchas joyas para este ordenador.


Segundo nivel de este juego era un infierno para tus manos y para tu joystick

Juego muy entretenido, buscar diamantes antes de acabar el tiempo, a mi madre le encantaba

¡Si!, no es una digna conversion, pero poner la BSO del arcade mientras jugabas, no tenia precio.

Solo se me ocurre una idea, de porque mi tío compro semejante petardo de juego

Para mi, la piratería para este sistema paso desapercibida, por un lado por desconocimiento, por otro, porque conocíamos a poca gente que tuviera el spectrum en aquella época, de echo solo conocía a un compañero de clase con un spectrum +2 que ni siquiera "rulaba" los juegos, otro que tenia un amstrad cpc y mi primo que tenia un msx. Y mi tío al cabo del año, empezó a perder interes en el spectrum, debido a que tenia bastante con los arcade y porque le empezó a picar esa palabra que antes solo se asociaba a un mueble en el diccionario "consola". 

También recuerdo que mi tío compró un par de libros de juegos en basic que había que escribir el código uno mismo, tal como empezó micro hobby en su primera época si no recuerdo mal. Así que uno en el teclado y otro dictando, fuimos escribiendo el primero código de un juego llamado "la apisonadora". El juego era tan simple como que un personaje venia de abajo arriba y una escabadora de izquierda a derecha y donde nuestro objetivo era pasar al otro lado justo cuando la maquinaria pasaba. Si es muy decepcionante lo se, pero a mi me gusto aquella experiencia.

Como todo principio, tiene un final y antes de acabar esta entrada donde quería incluir varias maquinas pero para no hacerla pesada, solo la he dedicado al spectrum, aun queda el peor trago para mi. Y es que un determinado día, me lleve a casa de mi otro tío que era también un jugón, mi spectrum, concretamente con la cinta de microhobby que venia el sir fred, juego que le gustaba tanto a él como a mi, pero que era muy dificil y desesperante el control. 


Sentimientos encontrados entre nostagia y odio, es lo que me provoca ver Sir Fred.

Así que la enchufamos a la tele y empezó a jugar durante un buen rato, hasta que de golpe le dio un ataque de rabia por que le mataron y empezó a golpear sin parar el spectrum justo encima del teclado. Le dió tan fuerte que metió la parte central del teclado hacia dentro y la parte externa de ambos lados un poco hacia afuera. No salio chispas ni nada parecido, solo una pantalla negra que indicaba que aquello ya no tenia remedio. Imaginad el rebote que pillé con él, que deje de hablarle durante unos días del enfado que llevaba encima. Al cabo de unos dias, me dijo que no me preocupara, que el iba a comprar un ordenador mejor que el spectrum, aunque esas palabras no me parecieron mal, eso no devolvería mi spectrum a casa. Ahora cuando veo a este tío mio, nos "reímos" un poco de aquello, cuando surge el tema de videojuegos y los viejos tiempos, pero realmente estaba muy cabreado. Al cabo del tiempo, recuperé no uno, sino dos spectrum, uno para batalla y otro de colección por el año 2000 que venia justo el mismo pack con lo que me hizo la misma ilusión que cuando era crío.