lunes, 19 de mayo de 2014

Con las manos en la masa, hoy hiyashi chuka "冷やし中華"


No pensé que haría nunca una entrada de cocina y menos de una comida japonesa. Pero me siento casi con la obligación de hacerla, primero porque esta riquísimo y segundo porque es un plato muy saludable y ademas es la época de disfrutarlo. La receta no es mía, es de mi mujer, pero con el tiempo he aprendido hacerla de memoria y es muy fácil de hacer. Así que al ataque.

El plato en cuestión es hiyashi chuka, es un plato típico japones, que se suele consumir cuando hace calor, evidentemente en verano es un plato ideal, ya que es muy refrescante. Hiyashi chuka es una pasta con verduras aliñada con una salsa preparada, como todo, el plato se puede hacer de mil maneras, así que yo utilice esos ingredientes no significa que se puedan utilizar otros, ademas que el aliño también se puede utilizar para ensaladas o platos de ese tipo.

Necesitamos lo siguiente para 2 personas:

Para el aliño

- Semillas de Sesamo o Ajonjolí tostadas preferiblemente ( 3 cucharadas soperas)
- Azúcar (1 cucharadas sopera)
- Vinagre ( media cucharadas sopera)
- Aceite de Sesamo (1 cucharadas sopera)
- Salsa de Soja ( 3 cucharadas soperas)
- Agua ( 4 cucharadas soperas)
- Medio cubito o 1 cucharadita de caldo de pollo.

Para el resto

- 1 Cebolleta
- 4 Tomates canarios o 2 de ensalada como 
- 200 Gramos de jamón de pavo o york 
- 1 Pepino
- 2 Huevos
- 200 Gramos de pasta fresca

Los ingredientes del aliño es mejor dejarlo tal cual, el resto, aunque sobra decirlo, podemos modificar la cantidad según nos guste mas unos ingredientes que otros, por ejemplo nos gusta menos el pepino, le echamos medio, nos gusta mas jamón, pues le echamos unos gramos mas.

Ahora que ya tenemos todos los ingredientes claros, vamos al lío. 

Podemos empezar por cualquier cosa, ya que lo tomaremos frío, así que podemos liarnos con la pasta, con el aliño, hacer las dos cosas o lo que mas rabia os dé. Yo empezaré por el aliño, porque así podemos dejar enfriar mas tiempo mientras hagamos la pasta luego. 

Para el aliño, cogemos un bol y vamos metiendo las tres cucharadas soperas previamente molidas.


Luego las 3 cucharadas de salsa de soja.



La media cucharada de vinagre.



La cucharada de azucar, yo utilice azucar moreno, pero se puede echar el blanco sin problemas.


La cucharada de aceite de sesamo


El medio cubito de caldo de pollo ( yo le eche una cucharada pequeña de caldo de pollo)


Las 4 cucharadas de agua.


Y por último cortamos la cebolleta a tope, hasta que quede lo más pequeño posible y lo metemos también en el bol del aliño.



Removemos un poco y lo metemos preferiblemente en la nevera, para que este fresco cuando lo tomemos.


Seguidamente cortamos el resto de cosas y que iremos metiendo también en la nevera. Así que cortamos el jamón de pavo y el pepino en tiras, a mi me facilito mucho las cosas uno de esos "cacharros" de cocina que cortan a tiras.




Seguidamente batimos dos huevos y en una sartén pequeña, vamos dejando caer los huevos batidos hasta cubrir toda la superficie y para de verterla cuando esta cubierta. La dejamos hacer y esa primera capa la sacamos, volvemos hacer lo mismo hasta acabar de verter todo el huevo batido, a mi me salieron 3 capas finas. Luego las dejamos enfriar un poco y las cortamos igual que el pepino y el jamón a tiras. Lo dejamos tal cual a un lado, no hace falta meterlo en la nevera. 




Ahora calentamos agua en una cacerola debidamente para hacer la pasta fresca. Lo peculiar de esta pasta es que se prepara en 2 minutos de reloj una vez lo echamos al agua, encima es mucho mas digestiva y la sensación de pesadez desaparece. Evidentemente se puede hacer con pasta fina o similar, pero os recomiendo la pasta fresca. 




Para aprovechar el tiempo en que tarda en calentar la cacerola, podemos ir cortando los 4 tomates canarios, en segmentos o como mas os guste. 



Sacamos la pasta en un recipiente para colar el agua y echamos seguidamente agua fría del grifo, para enfriarla removiendo con la mano para que no se quede nada caliente.


Ahora ya solo nos queda decorar al gusto, distribuimos la pasta en platos y vamos añadiendo los ingredientes cortado,s haciendo valer el artista que llevamos dentro. 



Por último, añadimos el aliño que deberemos volver a remover y sacamos proporciones iguales para los distintos platos. 



Y ahora solo nos queda disfrutar, hacer la foto y comer que con tanto trabajo es lo mínimo que podemos hacer. Itadakimasu!